El 30 de junio termina el período de ejecución del programa SIOAS 2019-20. Aunque hasta octubre se continuará apoyando la inserción laboral de las personas participantes, con especial mención a la feria ‘Sí, y Mejor’ de septiembre, es buen momento para hacer un pequeño balance y resumen de lo ocurrido durante este año de proyecto.
Es inevitable referirse a la crisis sanitaria causada por la COVID-19, por el fuerte impacto que ha tenido sobre la sociedad en general, y sobre la actividad del área laboral de la FECETC y sus acciones de intermediación laboral, como agencia de colocación reconocida por el Servicio de Empleo.
Este hecho, además de truncar el plan de trabajo y de inserción establecido para cada persona, impactó de forma negativa en el estado de ánimo de la mayoría de participantes de programas de la FECETC, ya que veían limitado por un hecho externo, incierto e incontrolable, la posibilidad de lograr la integración sociolaboral que todos necesitamos.
El confinamiento también afectó negativamente a las personas con problemas de salud mental, mostrando importantes retrocesos en su condición clínica en algunos casos, y aumentando la dificultad de las familias para la conciliación y la convivencia con la familia y entorno.
En este contexto, los y las profesionales del área laboral de la FECETC, se esforzaron en multiplicar el apoyo emocional y psicológico por medios telemáticos, coordinándose con familias, servicios de salud mental, y otros recursos, en muchos casos. La experiencia de la FECETC facilitó dar una atención personalizada en cada caso, lo que creemos que es un factor clave a la hora de acompañar con éxito cada situación personal, laboral y familiar.
Al mismo tiempo, la crisis también generó movimientos en el mercado laboral, poniendo en primer plano el trabajo de CETS y empresas ordinarias en los llamados servicios esenciales, como la limpieza y desinfección, los trabajos de cuidados, los call center, la logística, y las empresas con producción alimentaria, sanitaria u otros bienes de primera necesidad.
Las personas con discapacidad también participaron de este aumento de actividad y de ofertas de trabajo, ya que en muchos casos trabajan en estas ocupaciones, que se han demostrado importantísimas para el funcionamiento de la sociedad.
En concreto, durante los meses de marzo, abril y mayo se registraron estos datos, que ofrecen una buena visualización de la situación si las comparamos con las del mismo período del año anterior:
– 247% de incremento de ofertas laborales externas gestionadas, la mayoría provenientes del sector sanitario y / o de la limpieza, aunque también de otras como la logística.
– 950% de incremento de atención telemática, en la mayoría de casos referente al acompañamiento psicológico y emocional de las personas inscritas en la bolsa de trabajo.
– 450% de incremento en la coordinación con la familia
– 210% de incremento en la coordinación con servicios de salud mental u otros recursos
En este periodo, ya pesar de las dificultades, se lograron los siguientes resultados:
– 15 personas han obtenido capacitación profesional en limpieza a través de la primera formación online organizada por la FECETC, con la colaboración del campus virtual de Sinergia TT.
– 14 personas han conseguido insertarse en ofertas de trabajo gestionadas de forma directa o indirecta por la FECETC
Este incremento de la actividad en intermediación laboral y de la importancia social del trabajo de las personas con discapacidad se hará aún más visible en la próxima Feria Sí, y Mejor, que se organizará el 29 y 30 de septiembre de 2020, y que tendrá un mayor peso de la vertiente online.

Aquesta pàgina web pot usar cookies per recordar les teves dades d'inici de sessió i recopilar estadístiques per optimitzar la funcionalitat del lloc. Veure política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies