Los socios de la Federación de Centros Especiales de Empleo de Cataluña (FECETC) celebraron el miércoles 20 de mayo, por videoconferencia, su asamblea general anual, en la que se aprobó la Memoria y las Cuentas Anuales correspondientes al año pasado. Fue un año «muy intenso», en palabras del presidente, Josep Roset; durante el mismo se convocaron muchas reuniones relacionadas con las convocatorias de subvenciones y con el convenio colectivo, entre otros temas. Fue, también, un año de éxito para la feria ‘Sí, y mejor’ y de los primeros encuentros relacionados con el Pacto Nacional sobre los derechos de las personas con discapacidad, en los que, como representante del COCARMI, nuestra federación lidera el grupo de trabajo sobre inserción laboral. Asimismo, continuaron las visitas para la captación de nuevos socios (en 2019 se incorporaron dos a la «familia» de la federación), así como el servicio SIOAS de apoyo y acompañamiento a las personas con discapacidad que buscan empleo. Además, ha continuado el trabajo de apoyo y asesoramiento a los CEE para hacer frente a sus problemas de gestión.

En la primera parte de la reunión, la secretaria, Marta Alzina, hizo un breve recorrido, por meses, por los principales hechos, encuentros y reuniones del año, mientras que la tesorera, Bibiana Bendicho, ofreció los principales datos sobre ingresos y gastos del ejercicio.

En la segunda parte, el presidente habló, en primer lugar, de la excepcionalidad del momento que estamos viviendo desde marzo, agradeciendo al equipo profesional de la federación su gran esfuerzo de adaptación a las nuevas formas de trabajar, mediante el teletrabajo, una fórmula que ha venido para quedarse de ahora en adelante, que conllevará cambios, así como ahorro en determinados gastos, pero que requerirá hacer algunas inversiones en equipos para facilitar este trabajo a distancia.

ERTE en el 19 por ciento de los CEE

En cuanto a los efectos de la crisis sanitaria en el trabajo de los CEE, Roset destacó que la afectación ha sido menor en los centros de la federación que en los otros patronales, ya que no ha llegado al 19 por ciento el porcentaje de centros que han tenido que aplicar expedientes de regulación temporal de empleo (y alrededor del 18 por ciento si consideramos número de trabajadores). «Los CEE estamos acostumbrados a sufrir, saldremos muy bien de esta», dijo Roset, añadiendo a continuación que, de todos modos, «los debemos profesionalizar» y buscar el mercado ordinario. Asimismo, hay que influir en las administraciones para que nos tengan en cuenta, «hacer ruido y comunicar mejor», buscando alianzas y sinergias con otras patronales. Consciente de que habrá recortes, pero también de que «somos imprescindibles en el mercado protegido», Roset opina que «saldremos reforzados porque estamos orientados hacia las personas», cosa que otras empresas no tienen.

Tras su intervención, el formato de videoconferencia permitió que cada socio se presentara y explicara el trabajo de su centro, que en algunos casos ha aumentado a raíz de la pandemia. Al terminar se abrió un pequeño diálogo en el que se puso sobre la mesa el escenario de futuro, con una previsible nueva regulación de las subvenciones a los CET teniendo en cuenta si son de iniciativa social o mercantil.

La información de los CEE, clave

También se planteó qué pasará con el dinero correspondiente a subvención del SMI que, a raíz de los ERTE, la Generalitat se ahorrará abonar. Esta pregunta se ha hecho llegar al departamento de Trabajo y no ha obtenido, de momento, respuesta.

En este sentido, se aprovechó la ocasión para insistir en la importancia de responder a las demandas de información que la federación respecto a sus asociados, ya que sólo con cifras y números concretos, es decir, con información, puede dirigirse posteriormente al departamento de Trabajo a preguntar, hacer presión o reclamar.

Aquesta pàgina web pot usar cookies per recordar les teves dades d'inici de sessió i recopilar estadístiques per optimitzar la funcionalitat del lloc. Veure política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies