Debate de la Taula del Tercer Sector en el que se presentó un estudio que muestra que es una figura aún poco conocida y por potenciar

La Taula del Tercer Sector Social organizó el jueves 12 de diciembre un acto dedicado a la contratación reservada en el que reclamó a los ayuntamientos más implicación en el obligado cumplimiento (ley 9/2017 sobre Contratos del Servicio Público) de reservar una parte de su contratación a Centros Especiales de Empleo y Empresas de Inserción que emplean a personas en situación o riesgo de exclusión social. En Catalunya, los CET y las empresas de inserción ofrecen oportunidades laborales a 15.000 personas que tienen dificultades para acceder al mercado de trabajo ordinario.

En el acto, celebrado en el Ateneu, se presentó un estudio elaborado por el Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos según el cual la contratación reservada representa menos del 1,5% de los presupuestos anuales destinados a la contratación pública los municipios y varía bastante de un año a otro. Otras conclusiones del informe son que el precio sigue siendo un factor determinante en los criterios de adjudicación de los contratos municipales por delante de los que priorizan la calidad; que buena parte de la contratación reservada es para servicios de jardinería (70%) y que este tipo de contratación favorece especialmente las entidades sociales y las empresas de economía social y solidaria por encima de las empresas con fines lucrativos (más de un 60% en Barcelona y más de un 90% en el resto de municipios analizados).

La presentación del estudio se completó con un debate en el que participó, entre otros, el vicepresidente de FECETC y director de relaciones institucionales y desarrollo de negocio en Cataluña del grupo Ilunion, Alfred Subietas. Subietas destacó que nos encontramos en una fase aún muy incipiente de despliegue de la ley y reclamó a las administraciones ir, en la contratación reservada, más allá de los habituales ámbitos de actividad de jardinería y limpieza, y ser más imaginativos con la interpretación de la norma, «herramientas hay muchas». Destacó que los CEE pueden ofrecer la misma calidad que las empresas ordinarias pero que no pueden competir «por precio» en las licitaciones «porque tenemos unos costes y unos compromisos sociales».

El responsable de Ilunion distinguió, en las licitaciones, entre «contratos poco trabajados» y «contratos bien trabajados» y resaltó la importancia del trabajo previo de diálogo y colaboración con la administración. Con la contratación reservada, dijo, se entra en un cambio de filosofía, porque «se pasa de la subvención al apoderamiento de las personas», con un empleo que no puede ser sólo numérico, debe ser de calidad, capaz de ofrecer a las personas una carrera profesional.

Por su parte, el presidente de la Federación de Empresas de Inserción de Catalunya, Albert Alberich, pidió a las administraciones territoriales y locales que «den el paso» en cuanto a contratos reservados y que, sobre todo, confíen en CET y empresas sociales de su zona. Y recordó que «somos empresas de tránsito», porque el objetivo final es la inserción en la empresa ordinaria.

Por su parte, el gerente de Dincat, Víctor Galmés, pidió más formación especializada para los trabajadores con discapacidad intelectual, mientras que la comisionada de Acción Social del ayuntamiento de Barcelona, ​​Sònia Fuertes, apuntó que las administraciones son las responsables de fijar los procedimientos en contratación reservada, pero la «experiencia» es de los CET y las empresas de inserción.

Puede consultar el estudio haciendo clic AQUÍ

Puede consultar la Nota de Prensa de la Mesa del Tercer Sector, con las principales conclusiones, haciendo clic AQUÍ

Aquesta pàgina web pot usar cookies per recordar les teves dades d'inici de sessió i recopilar estadístiques per optimitzar la funcionalitat del lloc. Veure política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies