La financiación de las entidades de atención y apoyo a las personas con discapacidad fue uno de los temas protagonista de la última reunión del Consejo de la Discapacidad de Catalunya, Codiscat, celebrada el 20 de junio pasado y a la que asistió el presidente de nuestra federación, Josep Roset, en nombre de los Centros Especiales de Empleo (CEE) de Catalunya. La reunión estuvo encabezada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ostenta la presidencia del Consejo, y por el presidente del COCARMI (Comité Catalán de Representantes de Personas con Discapacidad), Antonio Guillén, que ocupa la vicepresidencia junto con el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani.

A nivel general, en el encuentro se habló de la importancia de la transversalidad de las políticas relacionadas con la discapacidad, así como de avanzar de acuerdo con la Convención Internacional sobre los Derechos de las personas con Discapacidad. Además, se habló de la próxima constitución del Pacto Nacional de la Discapacidad y de luchar contra la desigualdad, entre otros.

Y encima de la mesa, en todo momento, el problema de la prórroga presupuestaria, que se arrastra desde hace varios ejercicios.

Contratación reservada y CET

Desde el departamento de Economía se informó que este año se han reservado 20 millones de euros de contratación pública para entidades que emplean a personas con discapacidad. Es un 11% del total y se prevé ir aumentando la cifra con el tiempo.

En cuanto al retraso en el pago de las subvenciones a los CEE, el secretario de Asuntos Sociales, Francesc Iglesias, dijo que aún no hay una fecha concreta de publicación de las próximas órdenes que regulan las subvenciones. Mientras tanto, propuso acudir al Institut Català de Finances (ICF), o descontar y/o aplazar los pagos a Hacienda y la Seguridad Social. Asimismo, se sugirió crear otra comisión para buscar soluciones al problema. El Cocarmi se quejó de que los instrumentos financieros que nos aporta el ICF son más caros que el resto del mercado financiero. La ventaja, sin embargo, es que no hay que garantizar el 80 por ciento del crédito solicitado, avalado por las convocatorias del departamento de Trabajo.

A su vez, el director general de Economía Social, Josep Vidal, pidió esperar a la reunión de la Conferencia Sectorial que convoca el Mnisterio para saber los recursos que necesitamos. Sin embargo, recordemos que la Generalitat debe aportar recursos propios. Desde FECETC calculamos que de la Conferencia Sectorial deben llegar 62’5 millones, mientras que el Govern de la Generalitat debe añadir unos 33 millones más. Por otra parte, se informó de que, probablemente en julio, habrá una convocatoria para inversión en la empresa de unos 3,5 millones de euros.

 

Aquesta pàgina web pot usar cookies per recordar les teves dades d'inici de sessió i recopilar estadístiques per optimitzar la funcionalitat del lloc. Veure política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies