El miércoles 13 de marzo, justo antes de que abriera puertas la feria ‘Sí y mejor, Di-Capacidad y Talento’, la federación celebró en el auditorio del Museo Marítimo la asamblea general ordinaria anual de socios, en la que se aprobaron las cuentas y la Memoria de Actividades del 2018. La Junta estaba encabezada por el presidente de FECETC, Josep Roset, la secretaria, Marta Alzina, y la tesorera, Bibiana Bendicho. En ella se explicó, además, el Plan de Actuación de 2019 “que va en la misma línea que en 2018”, según apuntó Roset. Esta misma línea incluye seguir con la interlocución con los partidos políticos y administraciones a través de entidades de las que forma parte, como Foment del Treball i COCARMI (Comité Catalán de Representantes de Personas con Discapacidad), porque es importante “tener voz y voto en los órganos donde estamos representados”, más teniendo en cuenta que “somos una estructura pequeña”, señaló Roset. Y añadió: “en cuántos  más lugares estemos más podremos influir y, así, beneficiar a nuestros asociados”.

Roset apuntó que se continuará trabajando para los socios y para que se cumpla la ley que regula los CEE y se mostró satisfecho por el creciente volumen de contratación pública dirigida a CEE. Mientras tanto, hay que seguir incidiendo en el sector privado para que se conozca la reserva legal del 2 por ciento de trabajadores con discapacidad en las empresas de más de 50 trabajadores.

Roset agradeció públicamente el altruismo de los miembros de la Junta, así como la labor de los voluntarios, en todo el trabajo de promoción y defensa de los derechos laborales de las personas con discapacidad y de los CEE. Además, dado los limitados ingresos de la federación (que tienen como pilares las cuotas de los socios y las subvenciones) y los menguantes recursos públicos, apeló a buscar nuevas fórmulas alternativas de financiación. Por otra parte, informó de la mejora, poco a poco, del posicionamiento de FECETC en la sociedad y del creciente reconocimiento social, así como de la voluntad de ampliar el abanico de servicios que ofrece a sus asociados. Precisamente, para conocer sus necesidades, las preocupaciones y problemas de su día a día, Roset y el director de la federación, Miquel Vidal, visitaron en 2018 una treintena de centros especiales de empleo asociados. Finalmente, ya en el turno de ruegos y preguntas, Roset, junto con el vicepresidente Josep Maria Solanellas y el ex presidente Julio Martínez, expusieron la situación de los contenciosos sobre recortes en las subvenciones al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que reciben los CEE. Al respecto, Roset considera que se está trabajando bien, con una buena estrategia y buenos resultados “a menudo contra lo que opinaba la mayoría” y en un campo donde hay mucho dinero en juego y beneficiando a todo el sector, no sólo a los centros de la federación.

Pero aunque la justicia está dando la razón a FECETC, la Generalitat ha mantenido, en la convocatoria de 2019, los mismos criterios que en convocatorias anteriores, por lo que se volverán a impugnar las bases (con el coste económico que conlleva). Además, y dado el silencio de la administración una vez conocida la última sentencia, se ha pedido su ejecución forzosa.

Aquesta pàgina web pot usar cookies per recordar les teves dades d'inici de sessió i recopilar estadístiques per optimitzar la funcionalitat del lloc. Veure política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies